Los ojos y la conducción

La conducción de un automóvil en caso de deficiencia visual implica un problema de seguridad para uno mismo y para el entorno. La posibilidad de conducir debe tratarse caso a caso, según el tipo de deficiencia, su evolución y las necesidades.
Por todos es sabido que los accidentes de tráfico son una de las principales causas de mortalidad en el mundo. Según estadísticas de la Comunidad Europea, uno de cada 80 europeos, reducirá su esperanza de vida en 40 años, y uno de cada tres, necesitará tratamiento hospitalario el resto de su vida como consecuencia de accidentes de tráfico.
Entre los muchos factores a tener en cuenta, uno de los principales, es la evaluación de la capacidad visual de los conductores.

EJEMPLOS

  • Un conductor, que va a 100 Kms/h, con una visión de 10/10 (normal), ve perfectamente una señal de carretera desde una distancia de 100 metros, esto le deja 4 segundos de margen para actuar. Pero si su agudeza visual es sólo de 5/10, le quedan únicamente 2 segundos para actuar.
  • Pasando un pueblo, con una velocidad máxima de 50 Kms/h, una señal de peligro o stop, debe ser vista al menos 50 metros antes para poder frenar a tiempo. Esto exige una visión de al menos 5/10.
  • Un vehículo que va a 100 Kms/h, necesita 30 segundos para adelantar a otro que va a 90 Kms/h. En el caso de que venga un coche de frente, esos 30 segundos exigen ver 1600 metros de carretera para no sufrir un choque frontal.
  • En cuanto a la percepción de la silueta de un niño de seis años (1,20 metros de estatura), se necesitan 35 metros para frenar si vamos a una velocidad de 80
  • Kms/h., esto sólo se consigue con agudezas visuales por encima de los mínimos exigidos en los exámenes,

Visión nocturna

Se necesitan 5 minutos para pasar de la visión fotópica (luz) a la escotópica (oscuridad), esos 5 primeros minutos son realmente importantes, y pueden verse acrecentados en caso de diferentes enfermedades oculares como el glaucoma, las cataratas; en pacientes que hayan sido sometidos a cirugía refractiva o en personas que estén tomando algunas de las medicaciones que pueden provocar ceguera nocturna.

Al igual que conviene revisar el coche antes de la ITV, no está de más acudir al médico oftalmólogo antes de sacar o renovar el carnet de conducir.

1

CATEGORIAS: Los ojos en el adulto

ETIQUETAS: